INTEGRACIÓN ENTRE LA EMPRESA Y LA NATURALEZA

 

La nueva sede de FIVE representa la excelencia en el ámbito industrial porque es un edificio que no necesita otras fuentes de energía, sino la que produce de forma autónoma a través de una instalación fotovoltaica doble.

LA CLAVE ESTÁ EN EL EQUILIBRIO ENERGÉTICO

 

¿Cómo se puede producir energía para cubrir las necesidades de todo el año?

El balance energético cuenta con la intermediación de la red: la energía en exceso se introduce en la red de la cual se toma la misma cantidad en los momentos de mayor intensidad productiva. Para obtener este equilibrio energético, la estructura tecnológica es una parte fundamental del proyecto. La iluminación LED, por ejemplo, recurre a los últimos hallazgos de la tecnología de luminotecnia para reducir drásticamente los consumos.

LA CALEFACCIÓN Y LA RECUPERACIÓN DE ENERGÍA GRACIAS A LAS BOMBAS DE CALOR

Para la calefacción, FIVE utiliza bombas de calor Mitsubishi Heavy Industriesgracias a las cuales recupera energía en el interior del edificio: en las zonas expuestas al sol se sustrae el calor para cederlo a las zonas que necesitan calefacción. Para calentar el agua, la estructura también utiliza bombas de calor que recuperan el aire agotado de los baños. Este aire se canaliza, pero, antes de ser expulsado, pasa por un proceso de refrigeración y el calor liberado mediante la bomba de calor calienta el agua del depósito..

Además, a propósito de tecnologías innovadoras, en el área de producción hemos instalado la primera bomba de calor de CO2 [Q-ton de MHI] con un impacto nulo en el calentamiento global. Con esta máquina se calienta el ambiente a través de paneles radiantes en el suelo, garantizando consumos reducidos. El uso de estas tecnologías permite reducir notablemente los consumos eléctricos en igualdad de la potencialidad térmica suministrada.

UNA TECNOLOGÍA ECOLÓGICA REALMENTE INNOVADORA: LA PLANTA DE PINTURA DE AGUA

 

En FIVE, la cadena de montaje y el sistema de pintura están integrados en una única planta rotativa. De esta forma, se pueden montar las bicicletas en el mismo circuito que lleva el cuadro a los hornos de pintura, acumulando en la misma planta también el almacenamiento de los componentes de los cuadros sin elaborar en espera de su transformación. Se trata de un sistema único muy avanzado que permite montar, pintar y estibar el producto semiacabado. Los hornos de pintura, estrictamente de agua, consumen energía que después se recupera a través de un intercambiador de calor para poder usarlo en la calefacción durante el invierno.



NUESTRAS MARCAS